¡Elige el piso ideal para cada sección de tu hogar!

¿Te has preguntado qué haría a tu casa perfecta… ? Sin duda, las elecciones que tomes en favor de su diseño y funcionalidad son de suma importancia y pueden ayudar a lograr este cometido, y no sólo nos referimos al aspecto visual, sino también a evitar contratiempos, accidentes o reparaciones prematuras debido a que los elementos que coloques en ella no sean del todo adecuados según las necesidades de cada lugar.

En esta ocasión hablaremos específicamente de los pisos, su origen y el tipo de materiales que  pueden ser más útiles en cada sección del hogar. Al principio quizá suene complicado identificar cada uno, pero bastarán algunos ejemplos para poderlos identificar y así poder elegir entre esos el que más te agrade a la vista.

Para empezar, el material del piso que se va a instalar tiene que ir acorde a las condiciones del clima, uso y humedad del lugar. No es lo mismo un baño, una habitación, una sala de estar o un recibidor, cada lugar tiene un tránsito distinto y requiere atenciones especiales.

Por ejemplo, los pisos con textura se recomiendan para lugares como terrazas o cocheras, los pisos lisos para cocina, salas y comedores, y los de madera para los cuartos de descanso, aunque también existen imitaciones de madera que pueden usarse en otros lados y hasta en exteriores, como el conocido Vista Deck.

En la cocina, por la higiene que requiere, lo recomendado al escoger un piso es que sea de algún material que no se vea afectado por la humedad, por el contacto directo con el agua, o por los químicos y por ende, también que sea de fácil limpieza por ser una zona de gran uso y  tendencia a ensuciarse.

En definitiva para la cocina se recomienda colocar un piso liso esmaltado por la sensación de pulcritud que da y por lo rápido que es limpiarlo, pudiendo usar desde un trapo seco o con algún detergente en cantidades mínimas.

En los baños, por ser un área de gran humedad se recomienda  instalar un piso de porcelanato antideslizante, nuevamente de limpieza fácil y que no pueda presentar problemas de moho. Una buena inversión son los pisos cerámicos, porcelanatos o azulejos.

Para los cuartos se pueden usar pisos de madera 100%, vinílicos o laminados, ya que son, por lo regular los lugares más tranquilos de la casa y pueden tener un aspecto más cálido, reconfortante y de mayor delicadeza. No se recomienda para las habitaciones usar pisos de materiales fríos o resbaladizos.

La sala es quizá una de las zonas que puede ser más versátil dentro de la casa, ya que, en general, puede albergar cualquier tipo de piso. Va bien con piso cerámico, porcelanato, esmaltado, vinílico, madera natural o imitación. Ahora sí que puedes dejar volar la imaginación, asesorarte de un experto en diseño o dejarte guiar por el resto de la decoración elegida en tu hogar.

Lo mismo sucede con los pisos para exteriores, pueden usarse diversos materiales de pisos y diseños, pero lo más recomendable es lo resistente, como los revestimientos de piedra, porcelanatos texturizado y antiderrapantes, también puede usarse imitación de madera si se desea crear ese aspecto.

Deja tu contacto para recibir más información sobre pisos de madera, piso para exteriores, pisos de cerámica y pisos de porcelanato.