4 Tips Para: ¡Rejuvenecer tus pisos!

Los pisos de Madera no sólo hacen que cualquier espacio de vea bien, si son cuidados de manera adecuado pueden durar muchos años. ¿Pero que hacer cuando ya se nota el paso del tiempo en tus pisos? Hay veces que cambiar el piso por completo no esta en tu presupuesto o la simple tarea de tener que hacerlo es impensable. Existen opciones para darle una nueva vida a  pisos antiguos o dañados. Te compartimos el secreto a continuación…

1. Te gusta el color de tus pisos pero el acabado está rayado o dañado.

El “screening”, es un método rápido y relativamente económico para abrillantar pisos de madera, que consiste en desgastar ligeramente la capa superior de poliuretano y luego aplicar una nueva capa de acabado. Esto funciona mejor cuando el acabado ha sido dañado, pero la madera no.  Esta técnica es una forma rápida de revivir un piso que está en condiciones aceptables.

Si tu piso ha sido encerado, el screening no funcionará. En ese caso, lo mejor es contratar a un personal de mantenimiento para que vuelva a enjuagar y lustrar los pisos con una máquina pulidora con una almohadilla de lana de acero. Un pintor de pisos de buena reputación podrá determinar el acabado de tu piso. O, si quieres experimentar,  limpia un lugar poco visible, como por ejemplo detrás de una puerta, luego aplica una pequeña cantidad de diluyente de pintura o alcohol mineral en un trapo blanco y limpia el piso. Si el trapo se vuelve amarillo o marrón, es probable que el acabado sea de cera.

2. ¿Tus pisos están demasiado gastados para encerar o para aplicar otro recubrimiento? ¡Píntalos!

Pintar puede ser una solución rápida y barata para darle nueva vida a tus pisos de madera. Dependiendo del color, pintarlos le puede dar a tu hogar un toque rústico y artístico. Al pintar tus pisos hay que tratar de sobrepasarnos. Intenta con colores sencillos que vayan de la mano con tu habitación.

Solo recuerda que para que la pintura se pegue, la mayoría de los pisos requerirán cierto nivel de desgaste para eliminar la cera o el sellador. Y mientras que los pisos de madera maciza generalmente se pueden lijar y pintar repetidamente, los pisos de ingeniería (hechos de capas de madera contrachapada con una parte superior de madera dura) se pueden lijar solo un número de veces. Así que considera el grosor de la madera antes de rasparla.

3. Aprende a decorar estratégicamente

Hay veces que debido al material de tus pisos, arreglarlos en imposible. Hay veces que son muy delgados para ser lijados o simplemente el proceso es muy complicado. Por eso una buena idea es decorar de una forma en la que tus pisos se camuflajeén con la decoración. Por ejemplo, agregar alfombras decorativas puede cubrir imperfecciones o agregar muebles llamativos puede alejar la atención hacia tus pisos.

4. ¿Tu piso no tiene solución? Cúbrelo con otro piso

Si sientes que tu piso no tiene solución y quitarlo sería un dolor de cabeza puedes colocar uno nuevo arriba del viejo. Siempre y cuando el piso esté nivelado puedes flotar otro piso de madera de ingeniería sobre el viejo. A diferencia de las tablas tradicionales de madera solida, un piso flotante no está clavado. En su lugar, una capa de espuma cae sobre el piso existente y las tablas se colocan en la parte superior.

 

Leave A Comment